A review by schwarzer_elch
Frankenstein, by Mary Wollstonecraft Shelley

4.0

Este libro me lo recomendó un amigo que, aunque no es un lector asiduo, me insistía con ahínco para que yo lo leyera. Al principio, yo estaba un poco reacio, pues nunca he empatado muy bien con los clásicos de la literatura; sin embargo, encontré este título con un muy buen descuento en la última Feria del Libro de Lima y pensé “¿por qué no darle una oportunidad?”

La edición que presenta Austral contribuyó mucho en mi decisión. Físicamente, se trata de un libro muy llamativo desde el diseño exterior. Me pareció joven, moderno y elegante, a la vez. Internamente, también es amigable en su diagramación y su contenido es sumamente interesante y necesario: además de la historia en sí, contiene un prólogo escrito por José C. Vales, que resulta tan interesante como aclaratorio sobre el contexto en el que se escribió esta obra; y, otro por la propia autora, lo cual es un plus sumamente interesante y valioso. Por otro lado, la traducción cuenta con un lenguaje sencillo y cercano al público, no recurre a palabras antiguas, que han dejado de ser de uso común y que lo único que logra es entorpecer la lectura y confundir al lector.

Es importante entender que la historia no tiene nada que ver con la idea que la mayoría de personas tiene sobre Frankenstein gracias a los productos masivos culturales que se han generado en los últimos años. Así, por ejemplo, la aclaración más importante es que Frankeinstein es el nombre del científico que trae a la vida a ese monstruo sin nombre que todos conocemos (sí, lo llaman monstruo, ser, creación y cosas similares, pero nunca le atribuyen un nombre propio).

La historia, a pesar de haber sido escrita hace muchos, muchos, muchos años, se trata de un relato moderno y actual. El monstruo sobre el que gira la narrativa es una representación de todo aquel que ha sido rechazado por la sociedad, solo por ser diferente. Además, un punto que me pareció sumamente interesante es cómo se desarrolla el concepto de misoteísmo a lo largo del relato: la creación del doctor Frankeinstein no entiende por qué éste lo hizo si lo iba a abandonar y rechazar, dejándolo solo ante una humanidad incapaz de comprenderlo. A partir de esto, el monstruo desarrolla sentimientos negativos hacia “su padre” y, lo único que busca, es venganza. Por cierto, me sumo a la enorme lista de personas que se sorprende al saber que la autora, siendo tan joven, fue capaz de escribir una historia tan desoladora como esta.

La narrativa es súper clara y concreta, a pesar de contar con muchos personajes. Creo que esto se da porque la historia está dividida en tres partes (todas en primera persona) que ayudan a contextualizar la situación. Los tres protagonistas son Walton, Frankenstein y el propio monstruo.
Robert Walton es un hombre que está en una misión al Polo Norte y que introduce las dos siguientes historias a través de cartas que le envía a su hermana. Victor Frankenstein, el creador del monstruo, le relata su historia a Walton, desde los hechos fortuitos que terminaron por darle las herramientas y conocimientos para crear al ser que ahora desprecia hasta el momento de su encuentro con Walton. Frankenstein, además, le da voz al monstruo a través de su propio relato. Su creación es el autor original de la tercera parte, la cual, como acabo de mencionar, es contada por Frankenstein a Walton y éste, a su vez, se la escribe a su hermana, quien termina siendo la receptora final de toda la historia.