Reviews

How to Be an Epicurean: The Ancient Art of Living Well, by Catherine Wilson

bbreads's review

Go to review page

3.0

Full of personal biases and opinions that are not borne out of epicureanism. It’s built and reads like a textbook, but loses its linear flow halfway throughout the book. I love the topic so much and it deserved to have the modern perspective. The first half of the book is amazing, but it should have stopped there.

valleyhill's review

Go to review page

informative slow-paced

2.0

This book does a good job of explaining the history and basic tenets of Epicureanism, but it does a poor job when it attempts to explain why the Epicurean philosophy is superior.  Specifically, it inaccurately characterizes how other schools of philosophy would approach modern day problems and appears to breeze by some of Epicureanism's drawbacks.  This, combined with the book's organization, makes it read like the second draft of a master's thesis. It's overall aimed at general audiences or philosophy beginners rather than academics, but it's a bit too academic and stilted to be a smooth general nonfiction read.

hwesta's review

Go to review page

informative slow-paced

2.0

Despite being interested in becoming an Epicurean, I found the arguments in this book unconvincing. In many cases, especially around moral treatement of others, it set up convincing arguments using the principles previously established, then asserted that an Epicurean wouldn't do/believe that without establishing why. Unsure if this is a problem with the philosophy or the book. 

edowdle's review

Go to review page

3.0

A solid, thorough introduction to the best of the ancient philosophical schools, epicureanism. Basically the Hufflepuff of the ancient world :)

lennyhead's review

Go to review page

Not currently interested in this school of philosophy at this time.

katiruss's review

Go to review page

challenging informative reflective slow-paced

4.25

janadelbosco's review against another edition

Go to review page

3.0

Se suele decir "No juzgues un libro por su portada", así que he de confesarme culpable: lo primero que me llamó la atención de este libro fue, precisamente, su portada. Pero yo no creo que esto sea un problema; en este caso, la portada era completamente adecuada al contenido: ¿qué mejor para hablar de epicureísmo que una portada agradable, placentera al sentido de la vista, basada en la belleza que nos inspira la vegetación exuberante?

Yendo al contenido, lo que me ponía más reticente es el reclamo con el que el propio libro se presenta: "una filosofía para la vida moderna". Soy escéptica con la autoayuda filosófica, a la vez que soy firmemente creyente, justo al estilo epicúreo, de la función "terapéutica" de la filosofía, entendida como estilo de vida orientado a la plenitud y a la felicidad. Así pues, el libro podía responder a mis intereses o no hacerlo.

En líneas generales, no he salido indignada. Es decir, no he tenido la total impresión que la autoayuda filosófica me puede generar de que se está deformando y prostituyendo un sistema filosófico para doblegarlo a las exigencias modernas de manera completamente burda. Ahora bien, tampoco he leído cada página del libro con atención, por varias razones. En primer lugar, quizá por la búsqueda de hacer un libro muy accesible y digerible, ha habido pasajes en los que he encontrado que la autora redundaba demasiado en simplificar la exposición con ejemplos en los que sentía que se entretenía demasiado para lo sencillo que era lo que había que transmitir, estirando el epígrafe innecesariamente.

En segundo lugar, porque no distinguía suficientemente (a mi entender) o no de forma del todo explícita entre lo que los epicúreos efectivamente dijeron e hicieron y la interpretación del epicureísmo que ella hace y de cómo entiende ella que su doctrina se aplicaría hoy día. En demasiados puntos se colaban sus opiniones personales, cosa que no me parece problemática de por sí, de no ser porque entonces el título o la presentación del libro debería estar más orientado a algo así como "Cómo el epicureísmo me ha orientado en la vida moderna"; claro, entonces el título sería menos llamativo, porque a una tal Catherine Wilson no la conocemos muchos y no tendría por qué interesarnos su particular perspectiva de la vida.

En tercer lugar, y en relación con eso, me ha parecido que ofrecía una visión homogeneizante y atemporal del epicureísmo. Es cierto que de esta escuela no nos han llegado muchos textos directos y que la difamación que ha sufrido a lo largo de siglos dificulta también comprender cómo funcionaba realmente, pero aun así tenemos algunos indicios. Muy sistemáticamente la autora parte de Lucrecio para explicar la doctrina epicúrea, y es verdad que el De rerum natura lucreciano es probablemente el texto epicúreo más completo y rico que ha llegado hasta nosotros, pero algo sabemos y sólo en algunos fugaces pasajes menciona la autora brevemente las diferencias entre Lucrecio y Epicuro. Más grave que esto me parece el hecho de que hable de Hobbes, Rousseau, Marx, etc., como epicúreos, sin apenas matizar. Es cierto que estos filósofos se inspiraron en algunos aspectos en elementos de la doctrina epicúrea o llegaron a conclusiones parcialmente coincidentes, pero me parece de un presentismo excesivo, considero importante dejar clara la distancia que media entre estos autores, porque estamos hablando de más de milenio y medio de lejanía cultural y filosófica. En más de una ocasión me ha parecido que hablaba del epicureísmo bajo la lente del utilitarismo de Bentham, que sí, que se engancha bastante claramente al legado epicúreo, pero añadiendo un filtro de modernidad bastante notable que no estoy muy segura que podamos encontrar en el propio Epicuro.

Dicho esto, y para que no parezca tampoco que encuentro desechable este libro, el caso es que no me parece desechable en absoluto. Cualquier reivindicación del epicureísmo o intento de rescate y acercamiento al público general me parece relevante y enriquecedor, sobre todo teniendo en cuenta cómo su "adversario" histórico, el estoicismo, sí que está viviendo un auténtico revival (bastante cuestionable de todos modos en muchas de sus interpretaciones presentistas, todo hay que decirlo), y el epicureísmo tiene mucho que decir y que aportar aún con el paso de los siglos. Así pues, en esta faceta creo que es un buen libro, que hace atractivo al epicureísmo sin falsas promesas y puede ser una buena introducción "para todos los públicos", ya que desde luego hace un repaso por los principales pilares y objetivos de la doctrina epicúrea y hay más de algún matiz que me ha aportado y con el que me ha hecho pensar y fascinarme más por esta denostada escuela. ¡Ojalá poder viajar en el tiempo y visitar el ilustre Jardín!

ninabina's review

Go to review page

2.0

Would've been a three if the author hadn't written about Stoicism, of which she obviously knows absolutely nothing.

To anyone considering reading this book, just please please disregard everything she says about Stoicism. There's an article that Massimo Pigliucci (the author of How to Be a Stoic) wrote that explains some of the the things she got wrong about Stoicism in her book: https://medium.com/stoicism-philosophy-as-a-way-of-life/catherine-wilson-an-epicurean-is-again-wrong-about-stoicism-50b105447f20

Outside of that, I generally liked the overview of Epicureanism. However, I would've liked some more practical tips and more about the ethics of Epicureanism.

lingui5t's review

Go to review page

3.0

 Littered throughout with unusually bald political statements — some understandable, such as conservation of the planet; others less so, such as oppression of women and homosexuals, and even, unbelievably, gun control.

This lack of objectivity took a star away from a 4-star treatment of Epicurean philosophy which in its second revision, under a second title, still suffers from a desperate need to be organized.

 

skiesets's review against another edition

Go to review page

informative reflective medium-paced

3.0